Jueves, 2 de Marzo de 2017 | 7:31 am

La verdad que se esconde tras la cara de desagrado de Brie Larson al entregar el Oscar a Casey Affleck

Cargando el player...

La actriz no disimuló su molestia al entregar la estatuilla a Mejor Actor por Manchester Frente al Mar.

Una costumbre arraigada en los Premios Oscar es que el ganador a Mejor Actor del año anterior entregue el premio a la Mejor Actriz actual, y que la ganadora del pasado lo haga con el ganador del presente año. Por esa tradición que ya tiene un buen tiempo instaurada, Brie Larson -que el 2016 fue elegida como Mejor Actriz por su papel en La Habitación- fue quien presentó el galardón al mejor intérprete masculino.

El premio a Mejor Actor era disputado por Denzel Washington (Fences), Andrew Garfield (Hasta el Último Hombre), Viggo Mortenssen (Capitán Fantástico), Ryan Gosling (La La Land) y Casey Affleck, que llegó como favorito y finalmente ganó por su interpretación protagónica en Manchester Frente al Mar. Y la actriz encargada de presentar el premio no estuvo nada de conforme con ello.

Larson salió muy sobria al escenario, abrió el sobre, leyó el ganador, volvió a cerrarlo y no hizo nada más. No esbozó ninguna sonrisa y tampoco ningún aplauso salió de sus manos, recoge en su sitio electrónico The Huffington Post. La razón para esta muestra de impotencia no tiene que ver con un favoritismo por otro actor para el premio, sino más bien por el escándalo sexual que apunta a Affleck como responsable de dos casos de acoso y abuso no resueltos, y que solo fueron finiquitados por un acuerdo extrajudicial.

La actriz interpretó en La Habitación el papel de una mujer víctima de abusos sexuales, por lo que no extraña su molestia. En la misma ceremonia del año pasado abrazó una por una a las víctimas de abuso que Lady Gaga llevó a la gala, por su compromiso con las mujeres maltratadas. De hecho, luego de ganar el Oscar, Larson contó como en algunos casting previos le pedían ir vestida de manera "sexy", lo que siempre rechazó, y también se unió a organizaciones que están en contra de la violencia de género.

Aunque fue quien hizo más evidente su molestia con el premio a Affleck, no fue la única. El mismo Denzel Washington tuvo una actitud bastante displicente cuando Casey lo nombró como inspiración en su discurso. Su cara lo dice todo (0:56 - 1:00).

Y Chrissy Teigen, esposa del cantante John Legend, se durmió precisamente en el momento en el que el ganador a Mejor Actor estaba sobre el escenario. Difícil creer que fuese coincidencia.

Solo tras ganar el Oscar, Affleck sacó la voz. Al ser consultado por los hechos, hizo una pausa y suspiró profundamente. Dijo que ambas partes en el caso tienen prohibido hacer comentarios sobre el asunto, y ninguna de las personas que lo condenan en internet saben lo que pasó, consigna el diario Boston Globe. Sin embargo, agregó, "Creo que cualquier tipo de maltrato de cualquier persona por cualquier razón es inaceptable y repugnante, y todo el mundo merece ser tratado con respeto en el lugar de trabajo y en cualquier otro lugar".

affleck

"Realmente no hay nada que pueda hacer al respecto", añadió Affleck claramente cansado. "Aparte de vivir mi vida como yo sé que vivo y hablar sobre lo que son mis propios valores y la forma en que trato de vivir de acuerdo con ellos todo el tiempo", respondió el galardonado.

Fotos: Instagram/Captura de YouTube.

pixel

Temas relacionados:

Noticias

Notas recomendadas

Déjanos tus comentarios

Notas recomendadas