Martes, 30 de Enero de 2018 | 12:27 pm

LA MEZQUITA DE SOLIMAN

LA MEZQUITA DE SOLIMAN
LA MEZQUITA DE SOLIMAN

Como no podía ser de otra manera la guerra de las mezquitas tuvo lugar en Estambul! Diez siglos después de la construcción de Santa Sofía, el sultán Solimán el Magnífico solicitó que se construyese una mezquita que eclipsase a esta última. Y así fue. El edificio se empezó a construir en 1549 y se finalizó en 1556. A la Mezquita de Solimán el Magnífico se entra a través de tres grandes puertas que dan acceso al patio exterior. En el interior, el edificio ocupa una superficie casi cuadrada. La cúpula se eleva 47 metros y tiene un diámetro de 28 metros. La luz penetra a través de 138 ventanas. Hay cuatro alminares, que simbolizan el hecho de que el Sulimán sea el cuarto sultán otomano que salió a conquistar Estambul.
La Mezquita, como todas las mezquitas imperiales, estaba acompañada de un complejo religioso que reunía, entre otras cosas, dos bazares, un hospital y una escuela. 

La mezquita más grande de todas.
La mezquita fue construida por orden del sultán Solimán, ansioso por eclipsar la de Santa Sofía.

La inmensa cúpula de 28 m de diámetro reposa sobre 4 grandes pilares de 53 m de alto. Las finas decoraciones de la bóveda añaden una sensación de vértigo

Un edificio bañado de luz
El patio pavimentado de mármol está rodeado por una galería de 28 cúpulas.

Bóvedas y cúpulas
Los azulejos empleados con mucha sobriedad para la decoración de las bóvedas y las cúpulas son las premisas del nuevo estilo nacido en Iznik.

Vista de la Mezquita de Solimán desde el parq
La gran cúpula de la mezquita está rodeada de varias semicúpulas y otras más pequeñas que le confieren al conjunto una sensación de grandeza.

Temas relacionados:

Notas recomendadas

Déjanos tus comentarios

Notas recomendadas